Font: La Vanguardia del 29 de maig del 2013
Accedeix a la font orginal clicant aquí.

Según Deloitte, el “fuerte impacto” de la piratería es el motivo de que internet sea el medio prioritario de entretenimiento para los consumidores españoles

Internet se consolida como el medio prioritario de entretenimiento para los españoles por delante de la televisión, una tendencia que se explica por el consumo cada vez mayor de ese medio para el visionado de televisión y para la lectura de artículos y noticias.

Esta es una las principales conclusiones del informe de ‘State of The Media Democracy‘, de la consultora Deloitte, que hoy ha presentado un avance de ese estudio en el que han participado más de 2.000 españoles y 20.000 en todo el mundo sobre los .

Según el estudio, en 2012 un 55% de los encuestados prefería internet para entretenerse -el año anterior era un 54%;un 49% elegía ver televisión, una cifra que ha bajado respecto a 2011, cuando el 53% optaba por este medio como forma de ocio. El responsable de la industria de ‘Media’ de la consultora, Luis Jiménez, ha destacado que España, junto con Italia, valora internet “muy por encima” de otros medios, a diferencia de otros países donde se ha realizado la encuesta como son Alemania, Francia y Reino Unido, donde la televisión es el medio líder.

Para Jiménez, esta tendencia se debe en gran medida al “fuerte impacto” de la piratería en el territorio nacional, que ha extendido el uso de internet, si bien ha destacado el hecho de que en España es mayor el acceso a los contenidos gratuitos en la televisión porque la transición al modelo de pago, como ocurre en otros países, es “más paulatina y lenta”.

“Hasta ahora ha habido un mayor caldo cultural proclive al consumo gratuito de contenidos”, ha subrayado Jiménez. Además de internet y ver la televisión, los otros medios elegidos por los españoles como forma de entretenimiento son: leer libros, escuchar música y leer periódicos.

El fenómeno de la “segunda pantalla”

El estudio también analiza el crecimiento del número de consumidores que lleva a cabo otras actividades simultáneamente al visionado de televisión, de manera que tan sólo el 19% de los encuestados en España afirma no realizar ninguna otra actividad mientras ve televisión, frente al 43% del año pasado. De entre los que reconocen realizar otras actividades, un 30% navega por internet, un 25% gestiona el correo electrónico, un 22% está interactuando en una red social, y un 13% está en blogs.

El año pasado la lectura de noticias y de revistas a través de dispositivos y formatos digitales continuó en crecimiento, convirtiéndose en el método de consumo preferido frente al formato tradicional (periódico y revista impresos). Fruto de esta evolución, apunta el informe, los dispositivos más valorados por los consumidores consultados en España son el ordenador portátil, el smartphone, que pasa de ser del cuarto dispositivo preferido al segundo, y el ordenador de sobremesa.

La televisión, que el año pasado era considerado el primero más valorado, ocupa ahora el cuarto lugar. Unas preferencias que también se observan en la disminución del consumo de contenidos de vídeo y de contenidos impresos a través de los dispositivos tradicionales, lo que genera opciones para los dispositivos en movilidad considerados como vías de entretenimiento y comunicación.

Publicidad y redes sociales

La consultora también analiza el ámbito publicitario y constata que las decisiones de compra siguen influenciadas en gran medida por los medios tradicionales, entre los que la televisión sigue siendo el de mayor influencia.

No obstante, el estudio pone de manifiesto que España es el país europeo en el que la publicidad a través de las redes sociales tiene un mayor impacto, de forma que el 29% de los españoles reconoce que esa es la que más influye en sus decisiones de compra. Aún así, un 45% sigue prestando mayor atención a la publicidad impresa en prensa y revistas que a la publicidad en internet.