Aquests darrers dies podem veure als mitjans de comunicació varies noticies relacionades amb la privacitat a la xarxa, i com les pròpies xarxes socials i els governs poden violar aquesta privacitat.

Accedir a les fonts originals:
L’administració Obama espia indiscriminadament els comptes dels clients de Google, Apple, Yahoo i Facebook
de 324.cat del 7 de juny del 2013
Escribe una de estas palabras en Twitter y tendrás a las agencias de vigilancia observándote
de Pijamasurf.com del 9 de juny del 2013
La CIA vigila las redes sociales a nivel global

de Pijamasurf.com del 6 de novembre del 2011
Facebook monitorea las páginas que navegas incluso cuando te desconectas

de Pijamasurf.com del 27 de setembre del 2011

L’administració Obama espia indiscriminadament els comptes dels clients de Google, Apple, Yahoo i Facebook

L’Agència de Seguretat Nacional nord-americana (NSA) i l’FBI han accedit als servidors centrals de les principals companyies d’internet als EUA per examinar els xats d’àudio i vídeo, fotografies, correus electrònics, documents i registres de connexió dels seus clients, segons ha revelat “The Washington Post” en un article publicat hores després que l’administració Obama havia reconegut haver espiat milions de trucades de clients de Verizon.

Segons la documentació secreta a la què ha tingut accés el rotatiu nord-americà, les empreses dominants de Silicon Valley participen, de forma voluntària, en aquest programa de lluita contra el terrorisme, anomenat Prism. Es tracta de Microsoft Corp, Yahoo Inc, Google Inc, Facebook Inc, PalTalk, AOL Inc, Skype, YouTube i Apple Inc.

“El 98% de la producció de Prism es basa en Microsoft, Google i Yahoo. Necessitem assegurar-nos que aquestes fonts no pateixin danys”, s’afirma al document secret.

Les empreses ho desmenteixen

Google, Apple, Yahoo i Facebook, però, s’han afanyat a desmentir que el govern nord-americà hagi “accedit directament” als seus servidors centrals. Microsoft, per la seva banda, assegura que no participen voluntàriament en cap programa governamental i que només compleixen “amb les ordres requerides sobre comptes específics”.

Funcionaris dels serveis secrets han descrit el Prism com l’eina més prolífica feta servir fins ara. Només l’any passat, va ser mencionada en 1.477 informes presidencials. De fet, s’està convertint en el suport més important de l’Agència Nacional de Seguretat.

El Prism no s’havia donat a conèixer públicament abans. En realitat, però, el cas no és nou. Sota la Patriot Act, llei aprovada dies després dels atemptats de les Torres Bessones el 2001, i que dóna poders excepcionals al president en la lluita antiterrorista, ja fa anys que les telefòniques són requerides a donar aquestes dades.
La novetat és que ara s’ha sabut que no hi ha selecció basada en sospites, sinó que es controla tothom.

Escribe una de estas palabras en Twitter y tendrás a las agencias de vigilancia observándote

La seguridad informática, en un mundo con millones de usuarios en línea, depende de una enorme capacidad para identificar potenciales amenazas de seguridad, como lo demuestra una lista de términos de búsqueda del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

El espectro de cobertura del Estado de vigilancia debe evolucionar junto con las sociedades que espera mantener bajo control. En un documento del 2011 editado por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (de libre acceso en línea), se detallan numerosos términos que podrían poner bajo alerta a las fuerzas del orden.

Además de las amenazas propias del entorno web (como ciberterrorismo, hacker, DDOS, etc.), la lista de los términos de búsqueda contiene cientos de palabras que activan una alerta en alguna remota oficina de Langley. Tal vez sea demasiado paranoico ponerlo en una imagen como la anterior, pero no cabe duda que pasar desapercibido en Internet no sólo es difícil, sino que puede que haya alguien observando del otro lado de la pantalla.

Algunos de los términos de búsqueda que se enlistan en el manual incluyen los siguientes:cybersecurity

Agencias gubernamentales

Escribir los nombres o las siglas Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Agencia Central de Inteligencia (CIA), Administración Federal de Aviación y el Buró Federal de Investigación (FBI), así como de otras decenas de instituciones del gobierno, son sólo algunos de los términos de búsqueda.

Seguridad doméstica

Términos que pueden poner en alerta a los agentes del orden son: policía, administración de desastres, prevención, respuesta, “dirty bomb”, milicia, choque, bomba, seguridad nacional, incidente, instalación, rehén, muerte, evacuación, así como todo lo que tenga que ver con tiroteos y pandillas.

Armas nucleares

Tendrás a los investigadores revisando tu TL si escribes cosas como anthrax, gas, infección (o evento) biológico, epidemia, ricin, sarin, Corea del Norte, instalación nuclear, radiación y fuga.

Asuntos sanitarios

Mejor tratar de mantener fuera de circulación palabras como bacteria, H5N1, H1N1, gripe aviar, plaga, tuberculosis, listeria, síntomas, resistencia, antiviral, onda, pandemia, infección, cuarentena, E. Coli (una poderosa bacteria) y fiebre hemorrágica viral.

Guerra contra el narcotráfico

México tiene su propio índice de términos de búsqueda, los cuales tienen que ver con el tráfico de drogas, armas y personas a través de la frontera norte de nuestro país. Además de los nombres de drogas (cocaína, marihuana, heroína, etc.), los agentes prestan especial atención a los nombres de narcotraficantes muy visibles, como Arellano-Félix, Beltrán-Leyva, o bandas como Barrio Azteca, MS13 y Los Zetas. Del mismo modo todas las palabras que puedan hacer referencia a situaciones de violencia (tiroteo, ejecución, decapitado, secuestro, etc.) están en la lista.

La lista de términos de búsqueda se completa con un vocabulario de situaciones de desastre, terrorismo, extremismo, además de los países con los que los Estados Unidos mantienen tensas relaciones, como Somalia, Nigeria, Yemen o Pakistán. También los nombres de organizaciones radicales y terroristas están enlistadas, yendo desde la ETA (Euskadi ta Askatasuna, FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) o Hezbollah, además de otras menos cercanas al espectro mediático, como Al Shabaab o los Tigres de Tamil.

La CIA vigila las redes sociales a nivel global

No debería de ser ninguna sorpresa para los usuarios de las redes sociales que la CIA utiliza estas plataformas de intercambio para obtener valiosa información. Hace unos meses The Onion bromeaba diciendo que “Facebook es el sueño hecho realidad de la CIA” y que Mark Zuckerberg era un agente sin saberlo. La sátira no deja de tener en este caso una fuerte dosis de realidad (especialmente si recordamos que la CIA es indirectamente socio de Facebook).

La agencia AP (brazo oficial de propaganda de Estados Unidos) publicó recientemente una nota en la que describe lo evidente e incluso glamoriza en cierta forma el papel de los agentes de la CIA (autodenominados “bibliotecarios ninja”)  encargados de analizar la información que se genera en las redes sociales. La agencia de noticias estadounidense se introdujo en lo que llama “un parque industrial” cuya ubicación no revela, donde  se revisan  hasta 5 millones de tweets por día y se inspeccionan canales noticiosos de televisión, estaciones locales de radio, salas de “chat” en Internet y todo aquello a lo que la gente pueda tener acceso y contribuir.

Según AP, “el material suele usarse para responder preguntas que plantea Obama a su círculo de asesores de inteligencia. El centro se concentra en el extranjero, aseguró la portavoz de la CIA Jennifer Youngblood. ‘La revisión de los medios sociales en el exterior es solo una pequeña parte de lo que hace esta habilidosa organización. No hay ningún esfuerzo para revisar a los estadounidenses”‘.

Este es seguramente el sentido de la nota: dar a conocer que la Agencia Central de Inteligencia trabaja de manera efectiva recopilando información pero que no espía a los estadounidenses, así que siéntanse cómodos y usen el panóptico de las redes sociales.

Facebook monitorea las páginas que navegas incluso cuando te desconectas

Técnico australiano descubre que Facebook rastrea a sus usuarios por la Red aun cuando ya se han desconectado del sitio, abasteciéndose de una enorme cantidad de útil información de una forma poco ética.

¿Tal vez has sentido que alguien te sigue, pero no cuando atraviesas las calles, sino cuando surfeas la red?

Insaciablemente recolectando información (famélico de “galletas” de datos) que pueda vender a compañías de marketing y pueda utilizar para hacer más efectivos sus anuncios,  Facebook vigila tus movimientos en el ciberespacio incluso cuando ya te has desconectado de su red social.

El técnico en informática australiano Nik Cubrilovic realizó pruebas que muestran que cuando te desconectas de Facebook, en vez de borrar las “cookies” que realizan un rastreo de los usuarios, el sitio solamente las modifica, manteniendo información de la cuenta y otras señas únicas que pueden ser usadas para identificarte mientras navegas en la red.

Como si fuera una estrategia sofisticada de espionaje a través de informantes, cada vez que entras a una página que tiene un botón o widget de Facebook tu navegador envía de regreso detalles de tus movimientos a Facebook, alimentando a esta red social de 800 millones de personas de valiosísimos datos de comportamiento en la red —una especie de gigantesco focus group furtivo.

“La única solución es borrar todas las cookies de Facebook en tu navegador o usar un navegador separado para tus interacciones con Facebook”, advierte Cubrilovic.

Dave Winer observó que en los nuevos perfiles de Facebook, basada en timelines que se estrenarán en las siguientes semanas, los desarrolladores externos podrán postear información en tu feed sin tu intervención, de tal manera que si interactúas con una página fuera de Facebook, sin necesariamente hacer click  en un botón, se publicará información sobre lo que haces en esta páginas, algo que ha sido llamado “compartir sin fricción”.

Tanto Google como Facebook recaban información de tu historial de navegación mientras estás conectado a alguno de sus servicios, pero supuestamente dejan de hacerlo cuando te desconectas. Más allá de imaginar una conspiración informática (aunque a algunos se les harán interesantes los vínculos de Facebook con la CIA a través de In-Q-Tel), lo indudable es que el usuario está cediendo un tremendo poder a Facebook al regalarle esta información, la cual ciertamente será usada para consolidar su imperio y, posiblemente, monopolizar las redes sociales. El problema de esto es que fomenta la uniformatización y va en detrimento de la pluralidad y la diversidad. Todos quieren estar en Facebook y dejarlo es cada vez es más difícil, sin embargo, estar ahí es aceptar voluntariamente estar dentro de una especie de panóptico, similar a las cárceles donde los internos no pueden observar a los vigilantes pero estos pueden observar a los internos desde todos los puntos.