Los trolls de Internet: tipos y consejos para lidiar con ellos

Font: Espaciosblog.com de l’1 de juliol de 2013.
Accedeix a la notícia original clicant aquí. 

troll

Los trolls se han convertido en muchas ocasiones en personas realmente molestas sobre todo para los famosos y las grandes empresas. Como ocurre con las moscas, son molestos pero que por naturaleza tienen que estar en Internet. Siempre hay y habrá trolls, pero…¿qué es exactamente un troll?

Un troll es aquella persona que tiene por objetivo crear polémica, crispación o rumores dentro de las redes sociales, un blog o un chat. No importa que la información o comentario difundido sea verdadero o falso, lo importante para ellos es crear conversación acerca de un determinado tema o idea. Crispar a los demás para calmar una necesidad emocional personal. El anonimato les brinda seguridad y confort y pueden abordar temas o decir comentarios que de otra forma sería imposible.

Origen del término

La primera referencia a la palabra troll data en el año 1990 cuando un usuario llamado Mark Miller hizo la siguiente alusión a otro usuario llamado Tad:

Estás tan lejos de ser capaz de entender algo de lo que cualquiera dice aquí que esto sólo lleva a la inutilidad. Lo verdaderamente triste es que de verdad crees que estás ganando. Eres un terrible despilfarro de recursos naturales – por favor reintégrate en la cadena alimenticia… estúpido troll flatulento.

¿Por qué han surgido ahora?

Los trolls tienen actualmente dos elementos que les hacen ser poderosos. Por una parte, se amparan en la libertad de expresión y por otro lado, disponen de las posibilidades comunicativas de Internet . La mezcla de estos dos elementos hacen que surjan trolls por doquier. Llegamos a un público muy amplio sin utilizar la comunicación cara a cara, y así el anonimato es posible y factible. La mejor forma de vengarnos de alguien ya sea una persona que hemos conocido, que sea famosa o por el simple hecho de que exista, es a través de internet y los medios sociales.

Las estadísticas demuestran que en la mayoría de los casos se trata de clientes insatisfechos, competencia o ex-trabajadores.

Tipología de trolls

Cuando la gente habla de los trolls en Internet, siempre me viene a la cabeza una imagen de un ser antropomórfico, mitad humano mitad ser de los bosques, como los trolls de David el Gnomo.

trolls
Los trolls entrañables de nuestra infancia

Hay muchos tipos de trolls, algunos de ellos son los siguientes:

  • El que sólo busca incordiar a los famosos. Son personas obsesionadas en muchos casos con las celebrities, y buscan cualquier ocasión para incomodarles. Aquí como se trata de personas con repercusión, sus comentarios tienen mucho eco y son conocidos por muchas personas en tiempo record, y esto es lo que un troll busca. Ha habido innumerables ocasiones en la que los trolls han jugado una muy mala pasada a muchos famosos, ya sea porque hayan hecho un comentario desafortunado o porque simplemente existan. En este caso, intentar tratar con ellos es una misión imposible, sólo quieren jorobar a esa persona por ser famosa o medianamente conocida y el incordiarles les produce una sensación placentera. Hubo hace poco un caso de un troll que se dedicaba a colgar el número de teléfono de muchos famosos en su red de twitter y el resultado fué el acoso de llamadas de sus fans a sus números de teléfono.
  • El persistente. Estos son los peores. Puede aparecer de forma esporádica o habitual, pero siempre están ahí. Sigue tu actividad muy de cerca y cualquier cagada se convertirá en motivo de burlas y comentarios.
  • El mal hablador. Sus comentarios están cargados de palabrotas u otras palabras malsonantes. Vetar sus comentarios en estos casos es más fácil debido a que pueden ir en contra de tu política de blog o redes sociales, pudiendo reportar estos comentarios a las autoridades pertinentes.
  • El listillo. Es aquél que parece saberlo todo de todo. Si te equivocas en algo, el será el primero en dejarte como tonto en Internet. Lo bueno de esto, es que anima a la publicación de contenido de calidad, puesto que los errores se pagan caros.
  • El guarrete. Su idea es difundir contenido subido de tono. En muchas ocasiones, se hace pasar por otra persona con el objetivo de hundir la reputación de la persona suplantada.
  • El ladrón de identidades. Se hacen perfiles falsos con el objetivo anteriormente mencionado. Muchas veces, lo que quieren es sentir lo que tienen los famosos en las redes sociales, poder e influencia y una gran comunidad que les siga.
  • El que escribe sin sentido. Sólo se encarga de escribir cosas sin sentido, ya sea porque escribe en un idioma que el sólo entiende o porque no aporta nada.
  • El enfadado. Siempre guarda rencor y odio, así que lidiar con este tipo de personas es misión imposible. Es posible que utilice las mayúsculas en sus comentarios para dar la sensación de que está chillando.
  • El graciosillo. Se dedica a hacer mofas o burlas de forma constante.TROLLBIENdesc

¿Cómo actúar ante un troll?

Existen un conjunto de prácticas que siempre son recomendables seguir. Lo ideal, si somos una empresa o persona importante, es tener un manual de actuación a seguir en el hipotético caso de que nos encontremos alguna vez con una situación difícil y que pueda enturbiar nuestra imagen en Internet. Lo que es conocido como un

Troll_feedLo importante es no alimentar su afán de protagonismo “plan de gestión de crisis” para evitar que la crisis siga su curso o se agudice. Si no dispones de ese plan, siempre puedes seguir estas 6 pautas:
  • Lo primero que tenemos que ver es si realmente es un troll. En muchas ocasiones, las críticas hacía una empresa, producto o servicio deriva de usuarios insatisfechos que sienten la necesidad de expresar su opinión. Si esto es así, no hay que tener una actitud de rechazo hacia ese comentario, hay que intentar contestar de forma politicamente correcta para suavizar su enfado. Aquí el silencio se puede pagar caro, y te pueden ver como una empresa que no cuida a sus consumidores o una persona que no cuida a sus fans.
  • Reflexionar si lo que se dice de nosotros es verdad. Si lo es, tenemos que aceptarlo y saber pedir perdón a nuestra comunidad. Lo peor es no aceptarlo y dejar que el troll te vaya desenmascarando poco a poco.
  • Decidir si callarse o no. En muchas ocasiones, dependiendo de la tipología del troll, o del tema que se trate, es mejor no entrar en el trapo. Ante este silencio es posible que el troll se canse y que deje de considerarte en su punto de mira. En otras ocasiones, podemos tratar el tema de forma privada con la persona en cuestión, o de forma pública para que lo pueda ver toda la comunidad.
  • Si respondemos, lo mejor es hacerlo de forma políticamente correcta. Da igual si el troll en cuestión habla de malas maneras o nos ha insultado previamente, nunca debemos ponernos a su altura. En muchas ocasiones sólo nos quieren sacar de quicio y si nos notan calmados pensarán que no han conseguido su objetivo.
  • Nunca intentar negociar con ellos. Esto a la larga se puede volver en nuestra contra, e incluso pueden no cumplir con su palabra.
  • Si utilizan palabrotas u otras palabras malsonantes, decide borrar sus comentarios o reportarlo a las autoridades pertinentes. Por ejemplo, en facebook tenemos esta opción, y es una buena forma de evitar borrar los comentarios por nosotros mismos.

Y vosotros ¿habéis lidiado alguna vez con un troll? ¿qué actuación consideráis que es la mejor ante este tipo de situaciones?

Per:

Irene Barrueco
Community manager en potencia. Enamorada de la comunicación y de la publicidad. Pasión por los blogs // Madrid